Ofelia Herrendorf
Musicoterapia en las adicciones

Musicoterapia en los Trastornos Alimentarios Anorexia, Bulimia y Obesidad

Lic. Mt. María Estela Pierini

Introducción :

Comenzamos a trabajar en el área de Trastornos Alimentarios en el año 1987, en el Hospital Ramos Mejía, Servicio de Psicopatología dirigido por el Dr. Ezra Intebbi ; coordinando grupos de obesidad junto con psicólogas y médicos nutricionistas del Servicio del Dr. Braguinsky. Este trabajo fue presentado en un video en el VI Congreso Mundial de Musicoterapia en Río de Janeiro, en 1990.

Luego continuamos con grupos de bulimia y anorexia con la Dra. Rosa Labanca en dicho hospital.

Al ser nombrada en 1992 en el Hospital Elizalde trasladé mi experiencia y formamos el Sistema Referencial de Trastornos Alimentarios trabajando con médicos psiquiatras, nutricionistas y psicólogos.

Presentamos trabajos en congresos y cursos nacionales y en los Congresos Mundiales de Musicoterapia de Vittoria Gastéiz , ( España) y Hamburgo ( Alemania).

Leyendo Bibliografía y escuchando las presentaciones de otros países acerca de la musicoterapia aplicada en estas patologías, observamos que generalmente se referían a estudios de casos individuales, muchas veces en un marco psicoanalítico y no, a trabajo grupal. Tampoco mencionaban las actividades de musicoterapia utilizadas en las sesiones.

En el año 1999 desarrollamos una investigación y comprobamos en pocos meses, con pacientes asistidos, la siguiente hipótesis:

La aplicación de la Musicoterapia en el tratamiento de los Trastornos Alimentarios (anorexia, bulimia y obesidad) acelera el proceso de recuperación.

El Objetivo de esa investigación fue enunciar, en forma más científica, el abordaje interdisciplinario con el que estábamos trabajando desde hacía tiempo..

Otro objetivo, fue establecer los pasos esenciales del abordaje musicoterapéutico en estos pacientes, y proponer un orden, que no podía ser rígido, ya que dependía de las características específicas de cada paciente y del tipo de abordaje; fuera éste individual, grupal y/o vincular.

También por esta razón las consignas que dábamos eran propuestas no directivas, para estimular modificaciones en la conducta y la autorreflexión.

El tercer objetivo fue apoyar el trabajo interdisciplinario cotejando los niveles de depresión establecidos por Pruebas psiquiátricas y psicológicas: HAD y los test gráficos HTP y Familia

Todos estos objetivos se mantuvieron vigentes, menos el último, del que se ocuparon más específicamente, los psicólogos o psiquiatras.

Tuvimos en cuenta que las técnicas que se basaban en la expresión gráfica-sonora y apuntaban a la relación familiar o a la imagen corporal, nos daban la prueba del nivel de depresión y perfil de personalidad.

La Población  fueronpacientes entre 12 y 25 años, con trastornos alimentarios atendidos en el Hospital Pedro de Elizalde.

La Muestra  , pacientes con dichos trastornos atendidos en Musicoterapia.

El Grupo Testigo  ,pacientes con los mismos trastornos atendidos desde el año 1995 en el Hospital, pero que no concurrían en ese momento a Musicoterapia.

Las pacientes de la muestra recibían o no medicación psiquiátrica.

El Tiempo de investigación fue desde Marzo hasta Octubre de 1999.

Material y Métodos  : A los pacientes tanto los incluidos en la muestra como en el grupo testigo se les administró el Test de Depresión de Beck las Pruebas HTP, dibujo de la Familia y un Cuestionario, al comenzar o durante el tiempo de investigación, midiendo así objetivamente el nivel de depresión.y el perfil de personalidad.

Las Variables Independientes siguientes fueron corroboradas con los Métodos Musicoterapéuticos, que son descriptos luego, a continuación:

*Incremento de la autoestima.

*Desarrollo de la creatividad tanto musical como en otras áreas (plásticas, manuales, literarias)

*Canalización de la autoagresión

*Profundización del conocimiento y reflexión acerca de su imagen corporal, de su conducta en lo nutricional y en relación con los demás.

Métodos musicoterapéuticos :

1)Presentación del espacio musicoterapéutico. En él se trabajaron distintos aspectos de la personalidad de estos pacientes a través de un lenguaje sonoro-corporal. Si era posible, por la edad se agrupaban anoréxicos y/ o bulímicos; y obesos por otro lado. Este criterio se debe a que estos pacientes compartían aspectos de la personalidad que podían encararse juntos. Estos son: conducta compulsiva, hipersensibilidad al estímulo externo, distorsión de la imagen corporal, autoagresión, baja autoestima, negación del síntoma, falla en el desarrollo de la simbolización. (Zukerfeld)

Como actividad trabajamos sobre los límites : espacio total y parcial. Discriminación de sensaciones externas e internas; establecimiento de opuestos y alternancias.

Se realizaron con movimientos corporales y sonoros tanto vocales como instrumentales.

Buscamos el desarrollo de “la mirada”, orientada tanto a lo externo como a su mundo interno. Esto se profundizó en el trabajo de la sensopercepción y el desarrollo de las fantasías y proyectos futuros, para contrarrestar la alexitimia.

También en la primera sesión, observamos la distorsión de la imagen corporal, la postura corporal, que expresaba y expresa, el estado de ánimo y la predisposición o no, a los cambios de conducta no sólo alimentaria, sino vivencial.

La primera aproximación a lo sonoro (instrumental y/o vocal) nos dio la pauta de cuál era su identidad musical y con qué recursos contaríamos para iniciar el proceso musicoterapéutico.

  • )Desarrollo de la creatividadsonora de la voz e instrumental.

Se incorporaron otras áreas : plásticas, manuales, literarias.

El desarrollo del potencial creativo comenzó con el abordaje sonoro instrumental, donde les propuse , en distintas sesiones, expresar experiencias de la vida diaria.

Comenzaron representando con secuencias opuestas en intensidad y armonía situaciones desagradables, como el dolor de las inyecciones de hierro, pero que tenían un objetivo positivo, como ellos mismos lo comprendían.

Con este recurso instrumental también sonorizaban lo agradable: paseos, actividades de las vacaciones; utilizando todos los instrumentos de la Banda Orff y melódicos como metalofón y xilofón, la mayoría con intensidad fuerte.

Pudimos deducir por la observación, que en las anoréxicas cuando estaban en una etapa más inestable de su tratamiento y también en las bulímicas, la intensidad que predominaba es la suave.

Lo que no elegían para expresarse, es el canto, salvo un caso de edad infantil. Para realizar la testificación de la voz, hubo que proponerles leer poesías y escuchar el cassette de un cantante favorito y cantar sobre el mismo.

Por otro lado, el utilizar objetos como globos y diarios les ayudaba en la representación de personajes opuestos; pero les costaba imaginar estar en otro lugar y soltar su fantasía que quedaba restringida a pintar globos y transformar los diarios en vestimenta usual, sin llegar a ser disfraces. Lo que sería jugar con la fantasía.

  • )Conocimiento de la conducta alimentaria:

. Se profundizó este tema, la influencia del medio que rodeaba al paciente utilizando técnicas psicodramáticas y dramatizaciones sonoras.

Les propuse completar el Disco de Salud, con lo que ellos comen. Esto los llevaba a la información de para qué sirve cada alimento, tema que no profundizaban las nutricionistas, porque hay una negación de los pacientes de “este problema”, como ellos llaman al comer.

No se les ocurría ninguna canción para los elementos y las frases que surgían y que eran: “estoy siempre comiendo; me como todo y no como nada”. Esta sensación contradictoria la podíamos asociar con los comentarios que realizaban sus madres en la sesión vincular grupal: “no les importa comer frío, ya que se demoran mucho”. Uno de ellos prefería comer solo en su cuarto, con la TV, porque no le gustaba que lo mirasen. A otro no le gustaba que lo apurasen. Este verbo es bastante escuchado. La paciente de 10 años comentaba que le decían ¡¡apurando la dentadura!!.

  • )Trabajo sobre la imagen corporal  :

Primero dibujaban como se veían

Luego desde la sensopercepción, se analizaban los límites y formas corporales ; temperatura, posibilidades de movimiento y expresión.

Se utilizaban objetos intermediarios : instrumentos, globos, telas, sogas, papel.

Luego de cada sesión los pacientes escribían las sensaciones y afectos que despertaba la actividad, material que era compartido en el grupo y con sus otros terapeutas, interdisciplinariamente

  • )Posibilitar el deseo y la gratificación .

Con técnicas sonoras, como diálogos sonoros, creación de climas, expresión de la fantasía y proyectos futuros se intentaba movilizar hacia el deseo y la gratificación, la conducta vivencial con que contaban en ese momento.

  • )Trabajar la relación familiar .

Coincidían en elegir instrumentos de sonido suave para sus papás (cascabel, celestín), en contraste con los suyos y de sus hermanos (panderos, reco-reco, maracas)

No había jerarquía de roles en los dibujos de la familia. Algunas pacientes no se incluyeron en el dibujo. Nos preguntamos si sería que su problema los excluía de la vida familiar Pienso que si, si relacionamos esto con su preferencia por comer solos en su habitación para que no los mirasen ni les exigieran hacerlo.

La situación familiar influía e influye especialmente en el pronóstico y la evolución del paciente. Cuando es conflictiva, lleva muchas veces a la deserción, como concluimos en el análisis de la deserción del grupo testigo.

La reflexión y verbalización sobre lo sentido y actuado era fundamental.

El desarrollo de la investigación nos llevó a confirmar la hipótesis:

La aplicación de la Musicoterapia en el tratamiento de los Trastornos Alimentarios (anorexia, bulimia y obesidad) acelera el proceso de recuperación.

Bibliografía

PIERINI, María Estela: Tesis: Musicoterapia en los Trastornos Alimentarios. Bs.As. 1999

MARIA ESTELA PIERINI 
Bulnes 60. PB 3. (1176) Buenos Aires. Argentina.
Tel.: 54-11-4982-2102 
Correo electtrónico: malelapierini@ interar.com.ar

Musicoterapeuta egresada de la Universidad del Salvador en 1982.

Licenciada en Musicoterapia desde el año 2000.

Concurrente del Hospital de Adultos “Ramos Mejía” entre los años 1983 a 1991.

Coordinadora del Equipo de Musicoterapia del Servicio de Psicopatología del Hospital de Pediatría “Pedro de Elizalde”, al que pertenece desde el año 1983.

Asiste pacientes y coordina grupos de musicoterapia con trastornos alimentarios, trastornos generalizados del desarrollo, del lenguaje, tartamudez, trastornos del aprendizaje, madurativos, psicosomáticos, estimulación prenatal y grupos de padres.

Autora de ponencias y videos de musicoterapia sobre estos temas, presentados en congresos nacionales y en los VI y VII Congresos Mundiales de Musicoterapia.

Vicepresidenta de la Asociación de Musicoterapeutas de la República Argentina (A.M.U.R.A.) desde Junio de 1998 a Junio de 2001

Docente de la Cátedra Práctica de Campo, de la Licenciatura de Musicoterapia, Universidad del Salvador, desde Marzo de 1999 hasta la fecha.

Directora de las I Jornadas de Musicoterapia del Hospital Elizalde, VIII Jornadas de AmuRA, “Musicoterapia en Instituciones”, 8 y 9 de septiembre de 2000.

Mayo 2005

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

COLABORADORES | SUSCRIBIRSE | ADMINISTRACION | CONTACTENOS | Tel: (54) 11 4782-3424