Ofelia Herrendorf
Musicoterapia en las adicciones

INTERDISCIPLINA Y MUSICOTERAPIA

No podemos comenzar a hablar de interdisciplina, si no tenemos en cuenta qué es disciplina, qué se entiende por ella, qué implica ser profesional y que es una institución,

Disciplina se puede definir como "...conjunto específico de conocimientos que tienen sus características propias en el terreno de la enseñanza, de la formación, de los mecanismos, métodos y materias..."

"...conlleva la noción de "enseñar una ciencia", pudiendo ser empleado en el mismo sentido de "ciencia"" (Heckhausen) 1

"...una disciplina trata sobre una cierta categoría de fenómenos que tiende a hacer inteligibles, y a propósito de los cuales busca hacer posibles previsiones o, más generalmente, establecer "correspondencias"..." 2

Respecto de ser Profesional es posible que la inquietud y el cuestionamiento constantes, nos lleven a pensar qué es ser "profesional" y cuál es la relación que existe entre el serlo y la propia identidad y cuál su vinculación con las instituciones a partir de la asunción de ese rol, pudiéndose llegar a inscribir o no, recién entonces, lo relativo a la Interdisciplina.

Tratemos de analizarlo.

Ser profesional es haber abrazado una profesión. Es haber accedido a una capacitación en una disciplina, que se inscribe en nuestra identidad previa, enriqueciéndonos como seres humanos.

Una profesión es sostenida por el conocimiento y por normas éticas que le son propias, que se agregan a las que se supone ya existen en cada individuo, y responsabilidades que nos definen como miembros de una sociedad, de un pueblo, de una cultura y de una comunidad profesional.

El hacernos cargo de nuestra propia identidad profesional y la convicción plena del rol generan seguramente, sensación de adultez. Es ésta la que permitirá luego un intercambio maduro con profesionales de la misma profesión, y/o de otros enfoques disciplinarios

Respecto de las Instituciones, estas disponen siempre "del poder hacer" al existir en toda institución un decir, un discurso institucional particular, que repetidamente se constituye, en la tarea, en un desafío para el profesional, que deberá encontrar en su capacidad creativa, el conciliar el pensamiento institucional con su hacer propio.

Lo institucional queda siempre inmerso en el hacer de cada profesional, en forma consciente o inconsciente y se evidencia, seguramente, en aspectos de la tarea.

Pienso que en los discursos institucionales, en general, no hay pronunciamientos claros sobre oposición a la interdisciplina. Sucede todo lo contrario. Es habitual encontrar en lo relativo a prestaciones institucionales, que la atención a los pacientes está dada por "equipos interdisciplinarios". Pero la puesta en marcha no es simple, porque a veces, la interdisciplina"...aparece como una panacea epistemológica llamada a curar todos los males que afectan a la conciencia científica de nuestro tiempo..." 3. No siempre se logran resultados positivos.

Dice Donald A. Schön que "...La difícil situación de los profesionales de la práctica, sometidos a limitaciones en su libertad de acción en los contextos en los que trabajan, debería ser tenida en cuenta en su propio currículum de preparación profesional..."4 Agrega, que resultaría importante que se lograra un contexto apropiado en el que tendrían que construirse puentes entre el centro y los mundos de la universidad y de la práctica.

El Lic. Alberto Pantano, psicoanalista, piensa que "...toda institución está atravesada por discursos, por un lado, que han permitido su advenimiento, esto es que la anteceden y son la condición necesaria para hacer posible su existencia..." 5 esto en relación a su constitución. Y la justifican.

Los que tenemos años de trabajo institucional sabemos que no siempre es simple conciliar aspectos profesionales e institucionales.

Reflexionando, entenderemos que la interdisciplinariedad debería fecundar la investigación y renovar nuestros conocimientos para lograr una visión más amplia de una problemática determinada.

La atención del adicto, dada su complejidad, exige un rico trabajo interdisciplinario.

Se trata de no cubrir, sino de "des-cubrir" los múltiples obstáculos que pueden surgir, como es lógico, en los avatares de la tarea y que se evidencian en los equipos titulados interdisciplinarios.

Es indudable que esta forma de trabajo no se establece un día porque sí o porque se resuelve trabajar interdisciplinariamente. Se da un proceso. Se trata de una construcción difícil y durante su ejercicio se van acomodando de distintas maneras los integrantes de un equipo, que buscarán y encontrarán, si están dispuestos a ello, dentro de su propio marco teórico, un lenguaje que lleve al entendimiento y al intercambio. Se trata de una tarea de "enseñaje", como decía Pichón Riviere, es decir enseñanza y aprendizaje. Además, de comprensión.

Desde ya, el compartir, reflexionar, comparar, intercambiar, contraponer, confrontar con otro profesional de la misma disciplina o de otras, y con el discurso institucional, estará siempre presente.

A veces la tarea puede llegar a ser vivida en forma incómoda, persecutoria.

La terapia personal de cada integrante del Equipo, la supervisión del trabajo dentro de la propia disciplina y la revisión de toda la labor del Equipo, en forma interdisciplinaria, por un supervisor extra- institucional, son condiciones irrefutables.

La experiencia me ha demostrado, como musicoterapeuta, que el conocimiento por parte del equipo, en talleres vivenciales, de la práctica musicoterapéutica, es una posibilidad que debería estar presente. Es muy difícil imaginar, para alguien que no es musicoterapeuta, qué puede sentir una persona y por qué puede movilizarse en una sesión, de la especialidad, si no ha tenido algún tipo de experiencia en el tema.

Es decir: es el esfuerzo, la disposición, el respeto recíproco de musicoterapeutas y terapeutas de otras disciplinas las que favorecerán el trabajo interdisciplinario.

Con respecto al lenguaje en las reuniones de equipo, no es simple hallarlo, dependiendo fundamentalmente de la patología que se trate y de la orientación de los profesionales que lo constituyen.

Uno tiene que ir aprendiendo el lenguaje de los otros y los demás deberán habituarse al nuestro, pues no es fácil escuchar y emitir opiniones, explicaciones, que a veces parecen expuestas en una "lengua extranjera".

Dentro de mi profesión, una interesante forma de trabajar interdisciplinariamente, es compartiendo el espacio de musicoterapia en co-terapia, con profesionales de otras disciplinas. La lectura de las sesiones se enriquece, se amplía, y el intercambio se hace más fluido, pudiendo ser llevadas las conclusiones, al equipo tratante.

Se favorece así la comprensión de la situación del paciente, en el equipo y las resoluciones de éste podrán serán volcadas en la tarea a partir de una evaluación total.

De ninguna manera, perderemos los objetivos generales y los específicos de la actividad.

Generales: que hacen a la tarea misma.

Específicos: que tienen que ver con resoluciones del Equipo.

En más de una oportunidad se han confundido procedimientos de investigación, con trabajos interdisciplinarios. Esto se da cuando algunas disciplinas recurren a conceptos de otras para clarificar sus propias hipótesis.

Tendremos en cuenta que "...es discutible que un grupo de trabajo profesional donde cada participante contribuye al análisis de problemas de salud o educación desde su propia perspectiva, incluso informando a otros de modo sistemático de sus aportes, constituya una actividad interdisciplinaria..."6

Dentro de la investigación tampoco es interdisciplinariedad, el yuxtaponer enfoques disciplinarios sobre el aprendizaje o realizar intercambios desde distintos puntos de vista.

Aquellos intercambios que pueden considerarse interdisciplinarios son los que surgen como probables soluciones a demandas de acción, teniendo como dice también Castorina "... la finalidad de encarar problemas externos a cada disciplina en sí..."

En todos los tiempos, hubo y se repitió la inquietud sobre el conocimiento y la investigación. Y es en este tema en el que no deberían producirse incompatibilidades u oposiciones.

Al hablar de interdisciplinariedad diremos que ésta evoca una figura especial, particular que implica la búsqueda de una puesta en común. Surge un régimen de co- propiedad que justifica diálogos entre los interesados. Fecunda la investigación y renueva nuestros conocimientos.

Los obstáculos no obstante coexisten y casi nunca terminan de ser confrontados. Hay equipos que se constituyen, en los que se habla de interdisciplina, pero viven un enfrentamiento continuo, una competencia continua, donde mucho pasa por el poder, la autoridad y a veces el autoritarismo.

Repetidamente no termina de quedar claro lo relativo a la interdisciplina, entre los que quieren trabajar sobre el tema. Y cuando uno está captado por el mismo, se puede estar tan metido en la competencia, en el autoritarismo, que antes se mencionó, que se puede llegar a perder el objetivo principal, el eje, la razón de existencia de un equipo tratante, pues la discusión no constructiva lo convierte en multidisciplinario 7 y es así como se descuida aquello tan importante en salud, que es la atención del paciente.

Desde la experiencia en la clínica, cuando durante una reunión del Equipo Interdisciplinario, alguno de los integrantes del mismo aporta una evaluación desde su disciplina, ésta puede constituirse en el eslabón ausente hasta ese momento, que permitirá cerrar una situación o un diagnóstico para entender, comprender y analizar aquello necesario, y abrir estrategias de tratamiento, teniendo como mira prioritaria la situación de aquél a quien se llama paciente.

Dice la musicoterapeuta Marta Renés que el trabajo interdisciplinario da la posibilidad de una mayor precisión diagnóstica.

El discurso institucional, el criterio del mismo y el de quienes lo emiten, es importante.

Un ejemplo es el del Dr. Roberto Yunes, director del Hospital Infanto Juvenil Carolina Tobar García, que en su trabajo "Rol del Equipo de Salud y abordaje interdisciplinario" es claro en su postura. Establece un criterio, un eje bien definido sobre la "...necesidad objetiva de la interdisciplina en el campo de la salud- enfermedad..." y considera "... que es difícil que los problemas de orden clínico puedan ser abordados por una única disciplina..." 8. Es decir, respeta la importancia de la interdisciplina.

La definición de la O.M.S. establece que "la persona que se encuentra en un estado de salud es aquélla que está en un equilibrio bio- psico- social".

El Dr. Matterazzi no acuerda con ella y expresa que "...una persona que tiende a la salud se encuentra en el espectro de la estructura neurótica, en lo más leve de ésta y para tender a la salud, se basa en una tríada:

plasticidad psicológica 
aporte creativo 
participación..." 9 
Y es justamente la "plasticidad psicológica" lo que permite la " participación", favoreciendo el "aporte creativo" al estimular una mejor comunicación a nivel de equipo interdisciplinario.

Ejemplos de plasticidad y aceptación interdisciplinaria encontramos en el año 1973-1974 en la publicación de la Asociación de Psicólogos de Buenos Aires, en un libro que se terminó de imprimir en 1975.

Dice: "... la musicoterapia, la kinesioterapia, la terapia ocupacional y la asistencia social son, en principio, terapias especializadas que implican distintas vías preferenciales de abordaje en el tratamiento de un paciente..." 10

Esto tenía una intención, la de "...articular e integrar los distintos instrumentos terapéuticos de la sala..." 11 en la que se llevó a cabo.

Otro ejemplo de interdisciplinariedad es el que protagonizaron mis colegas, las musicoterapeutas Patricia Pellizzari y Angela Rodríguez Lamas que trabajaron a partir de 1982 en el Hospital Braulio Moyano, promoviendo actividades integradoras con psicólogos, médicos psiquiatras, terapistas ocupacionales, dejando un interesante sello de profesionalidad en aquellos con quienes compartieron la experiencia.

Es indudable que toda especialidad, al circunscribirnos por sus características nos condiciona. Buscamos por ello, en distintos profesionales, que se dedican a la misma, puntos con los cuales coincidimos y que avalan aquello que pensamos.

El Dr. Bruno Bulacio, expresa: "...la experiencia nos ha demostrado que sólo la práctica del intercambio disciplinario enriquece el conocimiento de lo real en el marco de una epistemología compleja.

Pero no es tan solo reunidos, como podremos alcanzar este objetivo; lo que importa es que sepamos trabajar sobre un dispositivo, la relación entre las distintas disciplinas y sus actores sociales para poder operar sobre todo aquello que dificulte la comunicación y la producción..." 12

Entiendo que esto no es solo un enunciado sino producto de la convicción.

Mi experiencia en el grupo de Investigación de IDIA me ha demostrado que a pesar de estar constituido por profesionales de distintas disciplinas, en todo momento se vivencia el respeto por cada uno de los integrantes del grupo y el interés demostrado en cada exposición.

Deberíamos tener en cuenta en todo momento, como profesionales que pensar en un equipo de tratamiento como sumatoria de técnicas o de personas no es el ideal. Sí lo es el aporte respetuoso y enriquecedor a través de la interdisciplina

Además, cuando se trabaja en una institución, la falta de coherencia interna o de trabajo interdisciplinario en los equipos, se pone de manifiesto en la evolución de los pacientes.

Presentación Personal
Licencia en Muscoterapia (Universidad del Salvador)
Viceprediente de ASAM (Asociación Argentina de Musicoterapia) (hasta diciembre de 1999)
Actualmente Vicepresidenta Honoraria de ASAM
Delegada Argentina ante el Comité Latinoamericano de Musicoterapia
Musicoterapeuta en el CENARESO
Instructora en Cursos de Capacitación en Servicio para musicoterapeutas en el CENARESO
Profesora de la Cátedra Práctica de Campo en la Licenciatura de Excepción de la Universidad del Salvador
Autora de trabajos sobre su especialidad en el país y en el extranjero
Integrande del grupo de investigación de IDIA

MENU DE ARTICULOS
Musicoterapia: Trabajando con los otros, del desconcierto al concierto
Interdisciplina y musicoterapia 
Musicoterapia en los Trastornos Alimentarios Anorexia, Bulimia y Obesidad

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

COLABORADORES | SUSCRIBIRSE | ADMINISTRACION | CONTACTENOS | Tel: (54) 11 4782-3424