Silvia Gianni
Prevención

VII Jornadas de Clausura 2000
"Psicoanálisis, Toxicomanía y el Campo Social"

Demanda y estrategias de abordaje en el ámbito comunitario
Silvia M. Gianni

Quiero agradecer esta invitación a formar parte de esta mesa tan prestigiosa en el marco de esta Jornada que nos invita a pensar , a partir de su convocatoria " Psicoanálisis, toxicomania y campo social" en algo que es motor permanente del Director del Idia: el dialogo entre distintos quehaceres, campos, experiencias.

Me pareció atinado, a partir del eje de este año, traer algunas preguntas, ideas , experiencias, sobre estrategias de abordaje con aquellos que no llegan a las Instituciones.

Habitualmente aparece una situación de encrucijada para los profesionales de la salud: "nada se puede hacer si no llegan a las Instituciones" o "salir a buscarlos alli donde ellos están". La idea en esta presentación es la de incluir una tercera posibilidad, que alude a encontrar la llave a partir de una demanda comunitaria con la que sí podemos encontrarnos.

Trabajo en una Institución pública, de salud,como lo es el CE.NA.RE.SO. , y en este caso me refiero a vecinos, que consultan por una preocupación respecto del consumo de drogas de grupos de su barrio.

En principio, la demanda en estos casos aparece como:queremos ayudar a los chicos/queremos cuidarnos de los chicos.

Hablan de los chicos de la esquina. Aquellos que se juntan a tomar cerveza, fumar un porro o inyectarse, según sea la realidad de la comunidad de donde provienen. Así como hay familias que nos consultan cuando sienten un olor extraño en la habitación de sus hijos, o encuentran objetos desconocidos y otras lo hacen cuando no pueden evitar que sus hijos se inyecten en el baño, los grupos poblacionales tienen diferentes niveles de alarma y posibilidades de respuesta, que tienen un correlato con niveles de alarma y respuesta en otras situaciones de su vida comunitaria: ¿Cómo reacciónan ante los atropellos policiales?¿Cómo se manejan ante los problemas de los vecinos?¿cómo es la relación con las instituciones que representan al estado en la comunidad: escuela, centros de salud?¿de participación, de sometimiento?¿ cómo consiguieron su tierra o vivienda?¿sienten vergüenza u orgullo de su experiencia colectiva?¿sus instituciones los representan?

Entonces, me gustaria aclarar un poco más acerca de esta cuestión de la demanda, que posibilita un trabajo en común y en donde el tratamiento que le demos a esta será la clave para responder a las preguntas de ¿con quienes trabajar?¿qué?¿cómo?¿para qué?¿dónde?

Estas personas que llegan a consulta son en general vecinos, en su mayoria mujeres , preocupados. Cuando estas personas nos convocan , traen una pregunta que será la llave de todo lo que pueda desplegarse después: ¿qué nos pasó? ¿cómo, cuando cortamos lazos con estos chicos que hoy nos roban, nos intimidan, nos asustan y ayer jugaban en mi patio? Esta pregunta apunta a un cuerpo social fragmentado, que contiene y trasciende las experiencias comunitarias. Es un grupo, como decia al comienzo, al que quieren ayudar y del que se quieren cuidar. Hijos de ellas o amigos de sus hijos, no es una consulta como madres o como vecinas:madres vecinas/vecinas madres. Otras veces son religiosas , con profunda inserción barrial, directores de murgas, directores de escuelas, en todos los casos, gente involucrada, dispuesta a atravesar preguntas y problemas.

En mi experiencia no me ha sucedido que esta forma de consulta la hagan dirigentes comunitarios de organizaciones como juntas vecinales, locales partidarios, punteros ,etc. En estos ultimos, los pedidos tienen mas que ver con un evento, una charla, pero no llegan con estas profundas preguntas , esta sensación de impotencia , inermidad. Por lo que este concepto de líderes a los que habria que detectar, no aparecen como via de comienzo de un proceso. Sí es esperable que en algún momento de este proceso, haya una intersección entre los grupos que inicialmente demandan en relación al consumo de drogas en su barrio y quienes conocen, aglutinan, organizan, movimientos que tienen que ver con los derechos de los pobladores, la organización de sus luchas, etc.

"Nuestro problema es el consumo de drogas", decia hace 3 años la gente de una villa de emergencia de Bernal,pcia de Bs.AS, cuando comenzamos un proceso que hoy continúa.

Dos monjas se acercaron a CE.NA.RE.SO., angustiadas, porque no sabian qué hacer con un grupo de chicos del barrio que consumia drogas. Una de ellas ademas era enfermera del Centro de Salud del barrio."tenemos miedo, no podemos ocuparnos de todo, la gente del barrio que trabaja está asustada". Organizan una reunión en el barrio .

A la reunión acuden mayoritariamente mujeres, algunos hombres, en general integrantes de comunidades eclesiales de base, habituados a discutir diferentes problemas de su vida cotidiana comunitaria y las monjas que viven en el barrio.

Un barrio en el que cada tarde de trabajo con los vecinos teniamos como música de fondo el tableteo de armas de fuego y en cada reunión me enteraba de la muerte violenta de alguien.

Un barrio que se hizo famoso porque se supone que de alli salieron quienes asaltaron hace años al Ministro de seguridad bonaerense, donde se hizo una investigación periodistica televisiva sobre los narcopolicias, y en un momento donde se acababa de asaltar en Quilmes un camión blindado, por parte de un grupo comando.

"Nuestro problema es el consumo de drogas" continuaba diciendo la gente de este lugar.

¿cómo hace esta comunidad que se siente inerme para sostener a sus hijos?¿cómo es la malla de este tejido social?¿cómo sobrellevan estas personas el peso de ser señalados como violentos por vivir en este lugar, cuando son quienes soportan la violencia del barrio y la policial, y la social

En principio era necesario arribar a un diagnóstico de su propia situación. A partir de técnicas de dinamica de grupo, pudieron establecer una serie de problemas, jerarquizarlos, relacionarlos con los actores necesarios para transitar su tratamiento, discriminar cuales están en la órbita de su familia, su cuadra, su manzana, su barrio, municipio, provincia, pais.

Discriminar entre el grupo comando del camión blindado y los chicos, hijos del barrio, que están desenganchados de todo proyecto y alli, en una esquina, denuncian todo su malestar (y roban y amedrentan a los vecinos)

Pero fijense que interesante, que un episodio ajeno a la actividad como fue la fiebre de mi hija, que me llevó a ingresar con mi auto en el barrio, alterando todo el sistema de seguridad que ellos proponian, disparó una serie de cuestiones provocando un cambio de posicionamiento importantísimo.

Ellos estaban preocupados por cuidar mi auto, dado que un grupo de chicos estaba tomando cerveza al lado de el. Las señoras entraban, salian (incluidas las dos religiosas), a pesar de mis esfuerzos por tranquilizarlas. La situación fastidiaba bastante el trabajo grupal, hasta que les pregunto ¿cuál es el problema? Entonces me piden que terminemos por ese dia la actividad y saque el auto porque tenian miedo de que los chicos le hagan algo. Terminamos, quedando claro que este iba a ser el tema de la próxima reunión.

En la reunión siguiente trabajamos sobre lo ocurrido, sobre el empoderamiento de los chicos:su sola presencia al lado del auto generó toda una movilización, abortó una actividad en donde una de las preguntas era ¿qué hacer con ellos? Y los ubicó como una amenaza. ¿qué ves?¿qué ves cuando me ves?

Toda la reunión giró en torno al poder, a la historia de estos chicos, a los que ellos conocian desde que nacieron, ¿qué habia pasado en el medio para que les tuvieran miedo, etc.etc.etc. ¿reconstrucción de lazos sociales? Si. Trabajamos sobre las miradas, que convocan a una respuesta . Te miro con miedo, te miro con asco, te miro aceptandote.

A la salida de la reunión, una de las mujeres , que trabaja en el comedor barrial, encara a un muchacho "de la esquina" que habia robado una campera a un señor de Caritas "¿cómo vas a hacer eso? él nos viene a ayudar. Quiero que aparezca ya esa campera." Y la campera aparece. Sin el dinero, pero aparece.

Y acá creo que estuvieron en juego diferentes cosas: -ser mirado sin miedo. – el límite que empuja para adentro, y relacionado con esto: la inclusión : nos ayuda, a vos y a mi, que estamos en la misma.

Esto abrió otro proceso, que cuando ellos lo requieren,continua

Pero otro capítulo es el de las religiosas, referentes de los vecinos.

A ellas les propuse trabajar en otro espacio, dado que estaban tomadas por la situación barrial y no podian diferenciar su función ¿necesita la gente dos vecinas más o espera otra cosa del lugar de ustedes? ¿cuál es la función que ustedes tienen?¿cuál es el sentido de vivir en el barrio para la congregación y si esto esta en relación con el modo de insertarse de ustedes? Esta experiencia también continua, con rotación de algunas religiosas e incorporación de nuevas, en una especie de monitoreo cuando lo necesitan

En este último trabajo con ellas, en donde ponemos el acento en poder hacer lo que es auténtico y repartirse la tarea de acuerdo a lo que cada una tenga deseos de hacer (a una no le gustaba trabajar con los adolescentes, pero le llevo 3 años poder decirlo ), para potenciar sus capacidades, aparecen proyectos de acercamiento a los chicos a partir de la música, que ya los empezaban a implementar

Villa de Lugano

Concurro a instancias de la directora de una escuela media de la zona. Varios padres de alumnos se habian acercado a ella porque tenian hijos consumidores de drogas (hermanos mayores de los alumnos) y mostraban preocupación y decian no saber qué hacer. La directora ofrece la escuela como ámbito de reunión para la formacion de un grupo de orientación familiar barrial.

Datos de la comunidad:

  • -la gente permanece en este barrio por la posibilidad de acceso a sus lugares de trabajo, el costo del colectivo (mucho más barato que en la pcia de Bs.As.), la distancia y la cantidad de medios de transporte próximos.
  • -aspiran, sin embargo, a irse. Vivir en un lugar con más espacio y que no se inunde. Algunos de ellos buscaban activamente en el Gran Bs.As. un lugar donde poder ir (Laferrere, Villa Madero)
  • -atribuyen al barrio los problemas familiares: consumo de drogas de sus hijos, alcoholismo, falta de comunicación.
  • -el barrio tiene un solo espacio verde, que ha sido privatizado, por un grupo que lo cercó y ahora cobra entrada. No hubo nungún tipo de resistencia a esta apropiación de un espacio público y común.
  • -la junta vecinal está cuestionada, por lo bajo, no apareciendo muy claro la forma de elección de sus dirigentes.
  • -los pobladores no tienen un lugar donde estar, fuera de sus propias casas minúsculas .
  • -los jóvenes eligen estar debajo de los puentes próximos al barrio, donde sus madres los van a buscar a la madrugada, angustiadas por su ausencia.

Al trabajar con estas familias, que son las que llegan por la via de una institución del barrio reconocida en su legitimidad, asi como su directora, comienzan a abrirse cuestiones de lo social, absolutamente relacionadas con la situación de sus hijos y de ellos mismos.

Llegan con culpa, impotentes, con vergüenza: "mi hijo es la mala junta del barrio""tengo vergüenza de salir a la calle"

A poco de comenzar queda claro que estas familias no se conocen entre sí. Una de ellas dice ¿será de caminar con la cabeza gacha?

El trabajo con ellos transita invariablemente entre lo familiar y lo comunitario.

La cuestión del poder aparece permanentemente: no puedo evitar que mi hijo se drogue, se vaya a los puentes, no puedo hacer que se quede en casa. Asimismo, pueden otras cosas: sobornarlos con comida o el programa de TV favorito para que se quede, se intercambian información acerca de cómo evitar que las detenga la policia cuando salen a buscar a sus hijos o evitar que ellos sean detenidos cuando los traen drogados. Sí pueden salir a las 3 de la madrugada a buscarlos en una zona más que complicada ¡y encontrarlos!!!!

Al investigar juntos acerca de cómo ellos naturalizan determinadas cuestiones como caminar esquivando gente intoxicada o la privatización del único lugar comun para jugar o encontrarse, se produce un corte que los corre del lugar de la culpa a la responsabilidad. Pero una responsabilidad que incluye otra postura sobre sus derechos.

Aquí la inseguridad no tiene que ver con la amenaza de ser víctima de un robo, la inseguridad está en el robo de poder tener el destino en sus manos, en la sensación de que las cosas les ocurren, son inevitables y dependen siempre de otros.

Hace muchos años, fui alfabetizadora de adultos. La cara del hombre o mujer que empieza a escribir su palabra es indescriptible. Esta palabra no es "Elsa sala las lisas" "El oso de Lola", es el encuentro con su manera de estar en el mundo. Algo parecido aparece en la cara de estas personas que empiezan a ponerse de pie.

En este punto, creo que hemos arribado a algo que no solo le sucede a los pobladores de la villa de Lugano. Justamente porque hay situaciones que no pueden resolverse sólo desde la villa de Lugano , hicimos un trabajo que acote a lo que sí es posible de modificar desde ellos en su barrio.

En principio trabajar sobre la inclusión. Pasar de nosotros y ellos en relación con los hijos a nosotros que los incluye.

Efectos mensurables (cualitativo)

  • -La misma señora que no se animaba a salir de su casa, fue la que convocó a una asamblea de su manzana para exigir a la junta vecinal el tratamiento en asamblea del tema "preocupación por nuestros hijos"que incluya la investigación y resolución en relación a un espacio de reunión que no los empuje a los puentes.
  • -acuerdan reunirse en sus casas, en lugar de en la escuela, para pensar juntos cómo mejorar las condiciones en el barrio para sus hijos (la escuela está frente a la villa, no dentro)
  • -acuerdan generar con estas reuniones, la inclusión de otras madres, padres, aunque no tengan hijos en la escuela, y cuando armen este grupo más amplio, convocarnos para trabajar juntos en el barrio.
  • -algunos hijos les preguntan a sus madres ¿qué les pasa que estan diferentes?

Seguramente no es sin consecuencias para los hijos, ver a sus padres de pie y no de rodillas. Piden, exigen , proponen para mejorar la calidad de vida de su lugar. Se juntan, comparten.

¿Cuál es la medida del efecto de una intervención comunitaria de este tipo?¿la familiar?¿la de la escuela que se modifica al recibir a un grupo de madres que produce?¿la de los participantes en asamblea?

Creo que las llaves para el trabajo comunitario, son justamente estas personas que, movilizados, acuden a nuestras instituciones a pedir auxilio.

No es un trabajo de sensibilización, dado que está claro que es una comunidad sensibilizada, lo que no encuentra es la forma de salir de su impotencia.

Justamente, el desandar juntos conceptos forzadamente asociados, pero que están presentes en el discurso social sin provocar el menor ruido, como clara muestra del efecto alienante de este discurso, provoca una respuesta.

Y nuestro trabajo como profesionales de la salud quizas sea el de acompañarlos en esta tarea de desovillar, para que el efecto sea de que rasque donde pica.

 

Presentación Personal

> Se graduó como Licenciada en Servicio Social en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires en el año 1982.

> Psicologa Social, egresada de la 1° Escuela Privada de Psicologia Social Dr. Enrique Pichón Riviere en el año 1986.

>Desde 1983 se desempeña como Asistente Social del CE.NA.RE.SO.- Centro Nacional de Reeducación Social- habiendo cumplido desde entonces, funciones en diferentes áreas de la Institución en: admisión,orientación familiar, diagnóstico y tratamiento familiar y multifamiliar; como instructora del Curso de Capacitación en Servicio y miembro del Equipo Docente de la institución.

Desde 1988 trabaja exclusivamente en el Departamento Prevención de este Centro, en atención de la demanda de prevención en el ámbito escolar, institucional, barrial-comunitario, orientación, asesoramiento, diseño de estrategias de intervención,coordinación de talleres, supervisión. Orientación familiar extrainstitucional. Capacitación para profesionales del campo de la salud, educación y justicia . Forma parte del programa de orientación y asesoramiento para personas que viven con VIH y sus familiares y amigos.

Es subrogante del Sector Servicio Social.

>De 1985 a 1987 trabajó en los Equipos de Orientación Psicopedagogico-Sociales del distrito Quilmes, dependientes de la Dirección General de Escuelas y Cultura de la Provincia de Buenos Aires.

>Desde 1988 a 1990 formó parte del Equipo Profesional del Centro de Orientación Familiar de la Fundación Convivir. Fue responsable del Area de Prevención, consultora del Programa de Asesoramiento Profesional ,e integrante del equipo de orientacion familiar. Se desempeñó como docente e instructora del Curso de Capacitación para graduados y de las pasantias de la Carrera Interdisciplinaria de Postgrado del Centro de Estudios Avanzados de la U.B.A.

>Desde 1992 hasta la actualidad es responsable del Area Prevención del I.D.I.A.-Instituto Interdisciplinario de Investigación y Asistencia,atendiendo la demanda proveniente del ámbito escolar,salud y justicia. Forma parte asimismo del equipo docente del Instituto,donde dicta cursos y seminarios para profesionales sobre la temática de la drogadicción.

>Durante 1999 trabajó en el Centro Nacional de Referencia de S.I.D.A., en la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires, en una investigación sobre transmisión vertical del VIH, avalada por ONUSIDA.

MENU DE ARTICULOS
VII Jornadas de Clausura 2000 "Psicoanálisis, Toxicomanía y el Campo Social"

Prevención: el dificil arte de desandar certezas


Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

COLABORADORES | SUSCRIBIRSE | ADMINISTRACION | CONTACTENOS | Tel: (54) 11 4782-3424